Historia de la Copa América

La Copa América, anteriormente (hasta 1975), Campeonato Sudamericano de Naciones, torneo cuadrienal de fútbol sudamericano, es la principal competición del continente en ese deporte. La Copa América es el torneo de fútbol internacional más antiguo del mundo.

El evento se celebró por primera vez en 1916 en honor del centenario de la independencia de Argentina, y el Uruguay ganó el título inaugural. Tuvo lugar cada uno o cuatro años antes de que adoptara su actual formato cuadrienal en 2007. 

La Copa América está regida por la Confederación Sudamericana de Fútbol (comúnmente conocida como CONMEBOL), y el campo de juego del torneo está formado por las 10 selecciones nacionales miembros de la CONMEBOL -Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela- más otras dos selecciones nacionales invitadas a participar en el evento.

Recientemente, la selección masculina de los Estados Unidos se enfrentó a Colombia en el partido inaugural de la Copa América 2016 en el Levi ‘s Stadium de Santa Clara, California. Esta es una edición especial del torneo – el “Centenario” – que conmemora el centenario de la competición de fútbol continental más antigua del mundo. 

Algunos observadores han calificado esta Copa América, que se celebra fuera de año, como un “truco” destinado a aumentar las arcas de los co-organizadores, la CONMEBOL y la CONCACAF (las federaciones de fútbol de América del Sur y del Norte, respectivamente), o como una falsa Copa América. 

Después de todo, la última tuvo lugar justo el año pasado, en Chile, con la próxima edición “oficial” fijada para 2019. Además, es la primera vez que la Copa América se celebra fuera de América del Sur, lo que añade la sensación de ser un espectáculo divertido en lugar de una verdadera competición. La CONCACAF, cabe destacar, organiza su propio torneo continental: la Copa de Oro.

El público de los Estados Unidos debería interesarse por esta Copa América 

Para los fanáticos del fútbol, las estrellas estarán en pleno apogeo en todo Estados Unidos. Lionel Messi, “Chicharito” Hernández, Luis Suárez, Alexis Sánchez, James Rodríguez, Arturo Vidal, y Clint Dempsey (entre otros) son destacados en los materiales de promoción. 

Sin embargo, varios jugadores clave se han perdido el torneo, entre los que destacan el brasileño Neymar (reservado para los Juegos Olímpicos de Río 2016), el guardameta costarricense Keylor Navas (lesión) y el delantero estadounidense Jozy Altidore (lesión).

La Copa América es también un momento generacional para los aficionados al fútbol de EE.UU., muchos de los cuales son demasiado jóvenes para recordar la Copa Mundial de la FIFA de EE.UU. de 1994. Aunque el consenso general es que la FIFA – el organismo mundial de fútbol – otorgará la Copa del Mundo de 2026 a los EE.UU., o aprobará una oferta conjunta con Canadá o México, el proceso de selección apenas ha comenzado.

El Centenario

Como historiador de deportes, es fácil intrigarse por un torneo de hitos. Además de los Juegos Olímpicos de Verano de 1996 en Atlanta, pocas competiciones deportivas internacionales han alcanzado la marca del centenario. 

El primer torneo de fútbol masculino en los Juegos Olímpicos comenzó en 1900, pero con sólo tres equipos de clubes representando a su nación. No fue hasta 1924 que la FIFA comenzó a organizar el torneo masculino en los Juegos. Con la intención de incluir a los jugadores profesionales que habían sido excluidos por el Comité Olímpico Internacional, en un intento de preservar el “espíritu amateur” de los Juegos. 

¿Cómo es nace la historia de la Copa América?

La FIFA inició su propio torneo de la Copa Mundial en 1930, celebrado en Uruguay y ganado por la nación anfitriona. El próximo campeonato europeo de la UEFA de 2016 -quizás el torneo de fútbol continental más visto- es relativamente nuevo en comparación, ya que sólo comenzó en 1960. 

Hay algo más en juego en esta centenaria Copa América. El impulso original de este torneo fue honrar el centenario de la declaración de independencia de Argentina de España y su empuje a través de Los Andes para ayudar a liberar a Chile. En otras palabras, la Copa América de 2016 es una celebración del centenario. Además, la idea de un torneo continental era en sí misma un guiño al deseo de Simón Bolívar de la unidad americana en todo el hemisferio occidental. 

Esta lucha entre Europa y América sigue definiendo la cultura mundial del fútbol. Cada ganador de la Copa del Mundo es de Europa o de Sudamérica. Brasil es la nación más exitosa, levantando el trofeo Jules Rimet cinco veces, seguido por Alemania e Italia con cuatro títulos cada una. 

Uruguay y Argentina han ganado dos títulos de la Copa Mundial, aunque los uruguayos se apresuraron a señalar que sus victorias en los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928 también cuentan como campeonatos mundiales (la FIFA organizó el torneo masculino en ambos Juegos). Inglaterra, Francia y España son los otros ganadores de la Copa del Mundo. 

La misma tensión gira en torno al Balón de Oro, que honra al mejor jugador del mundo. En los últimos años, dos jugadores, Lionel Messi (Argentina) y Cristiano Ronaldo (Portugal), han dominado este premio, y sólo el delantero liberiano George Weah ha roto la hegemonía sudamericano-europea de los últimos veinte años. Antes de 1995, los ganadores del Balón de Oro eran todos ciudadanos europeos, seleccionados por la revista France Football.

Tal vez otra forma de ver esta relación europeo-americana es a nivel organizativo. Hace poco, el Departamento de Justicia de EE.UU., en coordinación con las autoridades suizas, detuvo a varios oficiales de alto rango de la FIFA y otras personas relacionadas con el fútbol. 

Todos los detenidos en Zúrich eran norteamericanos o sudamericanos, aunque los objetivos finales eran todos europeos: el entonces Presidente de la FIFA, Sepp Blatter, el Secretario General de la FIFA, Jérôme Valcke, y el Presidente de la UEFA, Michel Platini. En última instancia, los tres hombres han sido destituidos de sus funciones en un esfuerzo de la FIFA por limpiar su sórdida reputación. 

No obstante, sólo los funcionarios del fútbol americano se enfrentan actualmente a largas penas de prisión. Existe un artículo de ESPN, por si le da curiosidad al lector pueda hacer una revisión completa del escándalo de la FIFA, y el papel fundamental que el ejecutivo americano de la FIFA, Chuck Blazer, desempeñó en las eventuales operaciones encubiertas en Zurich.

El escándalo de corrupción de la FIFA planteó importantes preguntas sobre el verdadero propósito de este Centenario de la Copa América. Se cree que, fue organizado para cubrir el lavado de dinero y los planes de soborno. Otros creen que los derechos de televisión implicaban sobornos por más de 100 millones de dólares.

Para ser justos, las acusaciones de corrupción relacionadas con la Copa América son anteriores a la edición reciente. Lo más notable es que los rumores sobre tratos ilícitos salieron a la luz muy recientemente, en Chile en medio de la campaña de la FIFA. 

Sin embargo, el gran alcance del torneo de 2016 planteó serias dudas sobre los contratos de televisión y de patrocinio y sobre la manera en que  la CONMEBOL y la CONCACAF gestionaron los ingresos. Los precios de las entradas son astronómicamente altos en comparación con la anterior Copa América. 

La sede más pequeña, el Orlando’s Citrus Bowl, tiene una capacidad de 60.129 espectadores que rivalizaba con el tamaño de la mayoría de las sedes de Sudamérica. Evidentemente, la ubicación de la Copa América en los Estados Unidos atrajo a muchos funcionarios, patrocinadores y ejecutivos de televisión del fútbol, y el Departamento de Justicia de los Estados Unidos tomó nota de ello. 

Aún así, el juego continúa. Incluso mientras la heroína no oficial del fútbol, Loretta Lynch, continúa su investigación, los Estados Unidos fue sede del campeonato continental de América. 

Lugares y equipos

Diez ciudades serán anfitrionas del torneo: Santa Clara (CA), Seattle (WA), Pasadena (CA), Glendale (AZ), Houston (TX), Chicago (IL), Orlando (FL), Foxborough (MA), New Brunswick (NJ) y Filadelfia (PA). Dieciséis equipos compitieron por el trofeo: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela de la CONMEBOL; Costa Rica, Haití, Jamaica, México, Panamá y Estados Unidos de la CONCACAF. 

Al igual que en la Copa Mundial, cuatro equipos estuvieron en cada grupo y los dos primeros países pasaron a las fases eliminatorias. El partido de apertura comenzó desde el Área de la Bahía, con la final el domingo ET desde el Estadio MetLife en NJ. El Campeón fue Chile (2.° título), Subcampeón Argentina, tercero Colombia y cuarto, Estados Unidos. 

Categorías: Fútbol

0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *